full screen background image
Maldonado1

#CasoMaldonado | ¿Quién busca la verdad?

Luego de que la familia Maldonado reconociera que el cuerpo hallado en el río Chubut es de Santiago, y que el juez Lleral, revelara que no presenta lesiones, se publicaron un conjunto de informaciones, que demuestran que el caso divide aguas. Este artículo analizará si algún sector busca la verdad.

 

 

Por Luis Segovia- Abogado

 

Las aguas se dividen entre los que buscan responsabilizar al Estado y los que no, generándose así un clima de noticias deseadas, donde cada sector puede creer lo que le conviene más.

 

Solo en la última semana, el sector que busca deslindar de responsabilidad al Estado, afirmó que el cuerpo se había encontrado por una interna mapuche, que hizo que un testigo arrepentido aportara datos al juez, para que este sepa dónde buscar. Lo llamaron el testigo “E”.

 

También dijeron que el mismo (testigo E) buscaba cobrar la recompensa y que el gobierno se aprestaba a pagarla. Este sector también expuso que la causa de muerte era ahogamiento, y que el cuerpo había permanecido allí por más de 60 días.

 

Sobre las afirmaciones anteriores, el sector que inculpa e investiga al Estado, afirmó que todo lo dicho era falso: no existe el testigo “E”, y no se conoce la causa de muerte. Esta vez, este sector fue defendido por el mismo juez que investiga el caso, Gustavo Lleral.

 

Pero, señor lector, ¿es natural que el juez siga investigando al Estado y tenga que desmentir versiones de la prensa?

 

Juzguemos por lo que se hizo anteriormente, ¿usted vio al juez Otranto, desmentir algo anteriormente? Yo, por lo menos no. Incluso fue el primero en afirmar la teoría del ahogamiento, y así le fue.

 

Qué dicen los bandos

 

Ahora que se sabe que el cuerpo no presenta lesiones, el sector pro Estado afirma que queda descartada la desaparición forzada que involucraría a gendarmería, pero lo mismo dijeron cuando no se encontró ADN en las camionetas: ¿de dónde saca información este bando? ¿A quién le cree? ¿Busca la verdad?

 

El otro bando sostiene varias versiones: que el cuerpo fue plantado, que el cadáver no puede conservarse así 78 días, que la ausencia de lesiones no descarta la intervención de terceros: ¿de dónde saca información este bando? ¿A quién le cree? ¿Busca la verdad?

 

La causa de muerte se revelará con pericias, que podrían estar en una semana. Pero eso no concluirá la investigación.

 

Caben responsabilidades penales, políticas y administrativas, de las cuales, las dos últimas son muy claras: Santiago estaba en Cushamen, murió luego de una represión de gendarmería, tenía puesto una campera azul, no estaba en Chile, no se sacrificó, y no era parte de la RAM.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *