full screen background image
Villada

#ConcejoDeliberante | Vergonzosos aprietes a empleados

Seguramente impulsados por la desesperación del apenas discreto porcentaje de votos que obtuvieron en las PASO, desde la Presidencia del Concejo Deliberante emprendieron una serie de aprietes a los empleados para engrosar el resultado en las elecciones de octubre.

 

 

Como una muestra más de las bajezas y obscenidades de la política, la

directiva a los trabajadores, muchos de ellos en negro, fue que presenten una lista de 100 personas, con números de documento y teléfono incluidos, con el compromiso de que significarán 100 votos a Ricardo Villada en los comicios del próximo 22 de octubre, confió una fuente.

 

El plazo de la presentación vence hoy (miércoles 30), y la amenaza a los que no lleven su listado es que se los va a dejar sin trabajo, lisa y llanamente.

 

Esto contradice las palabras del mismo Ricardo Villada, quien en varias

oportunidades negó que el Concejo Deliberante en su gran mayoría esté

trabajando en sus aspiraciones de llegar a la Cámara de Diputados de la

Provincia.

 

Resulta lamentable y vergonzoso que estas prácticas infames continúen

existiendo en la política, porque lejos de hacer hincapié en tratar de revertir el resultado electoral en convencer al electorado, se juega con los puestos de trabajo, sean bien pagos o no, de personas que seguramente en su momento contribuyeron a que Villada atraviese su segundo mandato al frente del Concejo y que, hoy por hoy, tenga su propio partido político, Primero Salta.

 

Para peor, el titular del Concejo, que ingresó no hace mucho a la política desde el ámbito privado, muchas veces habló de dejar atrás la vieja política y se impregnó del famoso cambio del que hace gala hoy el oficialismo nacional, sector en el cual se encuentra inserto hoy por hoy, pero por lo que se ve solo se trata de simples declamaciones y slogans sin ton ni son.

 

Sería bueno que la energía que viene mostrando en sus cuestionamientos al voto electrónico, tenga o no tenga razón, la vuelque en convencer a “su gente” de que su proyecto político es el mejor para llegar a la Cámara Baja provincial, y no en amedrentarlos y jugar con sus fuentes laborales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 2 =